El zamak y el medio ambiente

El zink es un micronutriente necesario para todos los organismos vivos.

En algunas zonas del mundo la falta de zinc genera importantes problemas de salud.

La polución y los gases de efecto invernadero se minimizan en la fundición de zamak.

  • Las emisiones al aire, tierra o agua son muy reducidas.
  • Consumo de energía muy inferior a procesos de fabricación alternativos.
  • No se generan gases de efecto invernadero en el proceso
  • Todos los subproductos del proceso se reciclan

Los productos inyectados de zamak están considerados como un producto de bajo coste altamente resistente a muchas condiciones hostiles.

Presentan propiedades considerables de resistencia a la corrosión y al desgaste por lo que garantizan un servicio largo y fiables, frecuentemente medido en décadas con el consiguiente ahorro en repuestos.